Martes, Octubre 19, 2021
  EL HUBIERA  ¡FIRMAR O NO FIRMAR, HE AHÍ LA CUESTIÓN!

Gerardo Hernández Ibarra

Circula a partir de la semana pasada un formato de la Secretaria de Educación Pública para que los padres de familia autoricen el retorno de los alumnos a clases, en tres “modalidades” que da a escoger y son: presenciales (que es la que impulsa el gobierno federal), mixto y a distancia pero, esta forma también lleva implícito que los tutores se hagan responsables del estado de salud de sus hijos en caso de contraer el Covid-19, lo anterior a  partir del  ya cercano 30 de agosto, fecha en que el gobierno de la república  decidió se  reiniciarían las clases presenciales y mixtas, en este ciclo escolar 2021-2022, cabe decir que este martes 17, el Presidente del País dijo que  ¡él no sabía quién hizo y autorizo la carta!

No es un secreto que en tratándose de salud pública, nuestro país está entrando a una denominada tercera ola de contagios, que se ve agravada por la cepa llamada Delta y por otras más, que se han detectado en diferentes países;  algunas entidades federales han retrocedido en el semáforo, pasando de naranja a rojo o de amarillo a naranja, etc. y es el caso que nuestro país por los niveles de vacunación logrado a la fecha, todavía no alcanza la inmunidad de rebaño (70 % de la población inmunizada).

Este documento que se va a poner a consideración de los padres de familia, en cuanto inicie el próximo ciclo escolar, en la SEP lo han denominado formato de corresponsabilidad, pero es el caso que muchos padres de familia sin tanto rebuscar lo catalogan como de responsabilidad única y directa de cada uno de los tutores que lo habrán de signar, es decir que no debe adornarse tanto diciendo que es de responsabilidad compartida cuando ahí el único responsable será el que lo acepte o lo rechace.

Serán muy importantes las decisiones que se habrán de tomar por cada una de las familias y que sumadas van a perfilar la voluntad colectiva de la mayoría de los padres, esto se convertirá en una encuesta o sondeo sobre lo que se piensa del ya próximo regreso a clases presenciales; solo esperamos que la autoridad educativa durante la segunda semana de septiembre se pronuncie y no oculte el resultado, y saber en qué sentido se expresara la mayoría.  Es el caso y solo para ejemplificar con respecto a un país vecino, que en algunos estados de la Unión Americana han tenido experiencias difíciles en cuanto a los contagios entre el estudiantado después de haber reiniciado las clases presenciales; en otros estados de EUA se encuentran en debate sobre el mismo tema, de regresar a las aulas en plena crisis sanitaria por   la tercera ola de contagios, ahora con nuevas cepas que son de un alto grado de transmisión.  

Cada padre de familia en el uso de su libre albedrio habrá de tomar una decisión, en la que sopesara entre los 15 meses en los que sus hijos no han podido accesar a clases presenciales y los problemas que se han generado, en los aspectos de: aprendizaje, socioemocionales, familiares, de convivencia, etc. que esto ha implicado, y extender más estos esquemas de la educación podrían incrementar los negativos.  Pero también está en esa pesada balanza de la decisión, un aspecto fundamental para los seres humanos; ¡la salud!  ello ante la súbita aparición a finales del año 2019, en China, de un virus denominado de forma genérica como Covid-19, el cual ha ido mutando en varias cepas que han incrementado sus grados de contagio y que hoy se está experimentando en el planeta una tercera oleada con nuevos peligros.

Ante estos escenarios probados y posibles es que los padres de familia, habrán de tomar en libertad y con un alto grado de responsabilidad la decisión de si firman o no el famoso formato en comento y si lo hacen; ¿Cuál de las tres opciones será por la que se inclinen?  Se considera que en ello va una gran carga de la educación, pero, también de la salud de algunas generaciones, es por lo tanto que cada páter familia estará ante la difícil disyuntiva y habrán de tomar su mejor decisión y ¡el gobierno no tendrá mas que acatar la voluntad que expresen los cabezas de familia!

Frase para reflexionar

 

“Cada derecho implica una responsabilidad; cada oportunidad, una obligación, cada posesión, un deber”

 

                  John D. Rockefeller, empresario y filántropo estadounidense (1839-1937)

 

Log in or Iniciar sesión